lunes, 7 de enero de 2013

como eludir un embargo


Una de las formas de extinguir una obligación es a través del pago por consignación.

La consignación se efectúa a través del depósito que se hace del total de lo adeudado en la cuenta del tribunal donde está radicada la demanda de cobranza.
Suele ser más económico que cualquier repactación pues todo lo que se paga por esta vía va primero va a extinguir el capital de la deuda. Luego, a petición de cualquiera de las partes, se liquida el crédito, calculándose los intereses y las costas del proceso, que suelen ser muy bajas, se paga eso y de ese modo se termina el juicio.

Para que la consignación sea perfecta y extinga la obligación junto con la acción de cobranza, debe ser por el total de la deuda. Además, la consignación es un proceso que debe ser efectuado a través de abogado habilitado. Sin embargo, como ante una demanda judicial de cobranza el deudor suele no tener el monto cobrado, en la práctica, se pueden efectuar depósitos parciales.

También, en el primer escrito de consignación se debe solicitar al juez que autorice la comparecencia personal, sin abogado, sólo para efectos de efectuar las consignaciones, cuestión que suele ser aceptada.

Estas consignaciones parciales no detienen las acciones de cobranza, sin embargo, los acreedores, cuyo principal interés es recuperar lo que se les debe, suelen conformarse con estos depósitos parciales, deteniendo en algún punto el proceso de ejecución. El juicio sigue vigente, razón por la cual, la recomendación es efectuar abonos permanentes.

También es recomendable comunicarse con los encargados de la cobranza para que sepan que usted ha optado por esa forma de pago, indicándoles que lo hace pues es lo que más le conviene y debido a que, habitualmente, las condiciones de repactación que ofrecen están fuera del alcance del deudor.

Para efectuar una consignación, el primer paso es averiguar el número de la cuenta corriente del tribunal que lleva la causa. Eso se averigua en el mismo tribunal. Es información que está a la vista en algún diario mural o pizarra. Siempre es una cuenta de BancoEstado.

Luego, se acude a cualquier sucursal del banco y en el mesón de atención de clientes se solicita un talón o boleto de depósito judicial. Luego, lo llena con los datos esenciales que se solicitan en el boleto y vuelve al mesón donde se lo entregaron pues antes de depositar debe crearse una cuenta y deben ponerle un número al talón de depósito. Cuando le devuelvan el talón, ya con el número asignado, puede pasar a cualquier caja y efectuar el depósito de dinero.

Posteriormente, se debe comunicar formalmente al tribunal que se ha efectuado el depósito para lo cual puede ocupar el escrito tipo que se halla en esta sección bajo el título "Escritos judiciales". En él completará y/o cambiará los datos que falten, en los lugares que se indica. Guárdelo para usarlo en cada ocasión, con las respectivas modificaciones.

Complete las partes que corresponda dentro del texto e imprima sólo un ejemplar. A esa copia, le estampa su firma y le corchetea en la esquina superior derecha el recibo del depósito. Sólo entonces le saca una fotocopia a todo junto. Esa fotocopia, se la deben timbrar en el tribunal, para su constancia.

Por tanto, en el tribunal entrega el original firmado por usted con el recibo corcheteado como se señala. Nunca se le pone fecha, pues la fecha válida está en el timbre de ingreso del tribunal. Eso es todo en cuanto al trámite ante el tribunal.