martes, 19 de febrero de 2013

remedio para las varices

Várices




Las várices son vasos sanguíneos que se han inflamado y retorcido como resultado del daño a las válvulas internas que, por lo general, permiten un flujo sanguíneo apropiado.
 
Surgen primeramente como una hinchazón  seguido a lo largo del curso de las venas acompañado de calambres musculares y una sensación del cansancio detrás de las rodillas
 
Con el transcurrir del tiempo, la sangre de las venas se recoge en la parte inferior de las piernas; la piel se pigmenta, conduciendo a la condición que se  conoce como úlceras de las varices que es muy dolorosa.   
Entre los principales causas están:
  • Estar de pie o sentado por muchas horas
  • Embarazos
  • Obesidad o exceso de peso
  • Usar ropa ceñida

Remedios populares

Remedio para las várices #1 Diluir cuatro cucharadas de arcilla verde en una taza de agua.  Luego, se debe batir hasta lograr una pasta bastante fluida y se aplica, cada noche, en forma de compresa sobre la parte afectada dejándola hasta que se seque. Luego es necesario lavar con jabón neutro y agua tibia.

Remedio para las várices #2 Un remedio de la abuela para las várices consiste en machacar cinco cabezas de ajo y colocarlo en un alcohol y pasarlo por las piernas.  Además de comer mucho
Remedio para las várices #3: Igualmente, comer mucho chile dulce en ensaladas y comidas ayuda a combatir las varices, ya que hace la sangre menos pesada y ayuda a la circulacion..
Remedio para las várices #4: Una vez empieza a presentarse un abultamiento de las venas, se debe empapar bolitas de algodón  con jugo de caqui y frotarlas sobre la parte porterior de las piernas.
Remedio para las várices #5: Aplicar vinagre de manzana sobre las piernas empezando por la derecha de bajo hacia arriba y luego la izquierda deabajo hacia arriba.  Se deja puesto por tres horas y después se lava las piernas.
Remedio para las várices #6:  Aplicar paños de árnica sobre las piernas la cual se puede hacer con la planta en infusón o comprar la tintuta de árnica en una farmacia botánca.  La árnica ayuda al ser un activador de la circulación.
Remedio para las várices #7: Preparar un baño para piernas con várices que incluye 1 puñado de manzanilla, 1 puñado de menta, 1 puñado de laurel, 1 pizca de bicarbonato en2 litros de agua el cual se debe llevar a ebullición, retirar del fuego y después añadir las hierbas por 5 minutos.  Se debe colocar la infusión en una palangana; mezclarla con el bicarbonato y dar un baño de pies.   En algunas personas este baño puede causar urticaria por lo que se recomienda su empleo con precaución.
Remedio para las várices #8: Introducir las piernas en una bañera, con agua ligeramente fresca, donde se haya añadido 10 gotas de esencia de mente, 5 de limón  y 3 de ciprés por10 minutos. (Remedio proveniente de la aromaterapia).
 
Remedio para las várices #9: Tomar un puñado de corteza de roble, otro de hojas deorégano y otro de hojas de nogal. Llenar un recipiente de 1 litro hasta sus 3/4 partes y añadir aceite de oliva hasta cubrir. 
Ponerlo 2 horas al baño maría a fuego lento y dejar enfriar.  Escurrir luego el líquido y filtrarlo. Masajear suavemente las piernas (no directamente sobre las várices), de abajo arriba, en dirección al corazón con esta preparación
 
Remedio para las várices #10:  Hervir 3 cucharadas de pétalos de caléndula en 250 g de manteca de cerdo. Colar y conservar esta preparación en la nevera.  Aplicar suavemente sobre las várices cuando se estime conveniente.
Remedio para las várices #11: Tomar infusiones de romero con miel y de flores de saúco
Remedio para las várices #12: Colocar unas gotas del aceite del árbol del té en un paño humedecido en agua fría y, luego, aplicar sobre la zona inflamada por las várices.
Remedio para las várices #13: Hervir durante 5 minutos 3 cucharaditas de raíz de diente de león en medio litro de agua.
Luego, agregar 1 cucharadita de milenrama.  Dejar en infusión 5 minutos más.  Colar y tomar a lo largo del día.
Remedio para las várices #14: Hervir, durante 5 minutos, una taza de agua y verter 1 cucharada de castaña de india molida. Tapar y dejar refrescar. Beber 2 tazas diarias por tres meses. Este remedio ayuda a mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos e, igualmente, fortalece las válvulas venosas.
Remedio para las várices #15: Verter 1 cucharada de ginkgo biloba en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza cada día.  Este remedio ayuda a mejorar la circulación sanguínea especialmente de los periféricos (piernas).

Remedio para las várices #16: Aplicar directamente hojas de café frescas sobre las várices.


Remedio para las várices #17: Fotar las piernas con aceite de oliva y cubrir con arcilla, amasado con zumo de tomates maduros, sin cáscaras ni semillas. Aplicar con gasa. Renovar cada dos o tres horas. Frías en verano, calientes en invierno.  
Remedio para las úlceras de las várices #1: Mezclar 2 cucharadas de aceite de almendras dulces y 2 de aceite de hígado de bacalao. Aplicar suavemente esta preparación sobre las úlceras de las várices y dejar al descubierto.
Remedio para las úlceras de las várices #2: Pasar por el fuego varias hojas de col durante un par de segundos.  Luego aplastar con un rodillo y poner sobre el área  de la úlcera.  Dejar puesta por dos horas.
 
Remedio para las úlceras de las várices #3: Verter 2 cucharadas de centella asiática en 1 litro de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.
Empapar  un paño de algodón con esta infusión y aplicar, a modo de cataplasma, sobre el área afectada para estimular la circulación y sanar las úlceras.
Remedio para las úlceras de las várices #4: Hervir durante 10 minutos un puñado de endrinas en medio litro de agua.  Retirar del fuego y dejar enfriar.  Empapar una compresa con este cocimiento y aplicar en el área afectada durante 30 minutos.
 

Recomendaciones

Aumentar la compresión mediante medias especiales Existen medias con ajuste de compresión especiales o de soporte para las várices, que a diferencia de las comunes, ayudan a evitar que la sangre se vaya hacia las venas más pequeñas y cercanas a la piel. Lo que da un alivio considerable a las piernas.
 
Mantener las piernas en alto. Debido a que las várices son venas debilitadas sin la fuerza que tuvieron antes para devolver la sangre al corazón, es necesario ayudarlas.  Por ello, se recomienda elevar las piernas por encima del nivel de las caderas y apoyarlas sobre un sillón o unos cojines. Igualmente, debes mantenerlas altas a la hora de dormir mediante unas almohadas.
 
Mover las piernas Las várices surgen debido a una vida sedentaria. Si en el trabajo se está sentada durante muchas horas, se debe dedicar dos minutos, cada media hora, a mover los dedos de los pies dentro de los zapatos y extiende las piernas.  También es conveniente caminar un poco cada hora.
 
Colocar un cajoncito para descansar los pies Si se estará por mucho tiempo parada, como por ejemplo, cuando se está planchando, se debe colocar en el suelo un pequeño cajoncito para que ahí descanse un pie y luego el otro.
 
No usar ropa ajustada ni doblar las piernas No usar ropas muy ajustadas (como los jeans)) nifajas elásticas. Prefiera prendas amplias y de tejidos naturales que dejen a la piel transpirar. Tampoco, se debe cruzar, al estar sentada, las piernas, ya que todo ello dificulta la circulación adecuada de la sangre lo que propicia la aparición de várices
 
Practicar ejercicios Caminar o nadar de 30 a 45 minutios al día  son ejercicios ideales para las personas que tienen várices, ya que contrae las venas, se vacíen y se envíe la sangre hacia el corazón.
 
No tomar anticonceptivos orales Si se sufre de várices, no se recomienda el consumo de anticonceptivos orales, ya que pudiera aumentar los problemas de circulación periférica.
 
Evitar exponer las piernas a un calor excesivo Las piernas no deben estar expuestas a calores como las de las estufas, calentadores o la exposición excesiva al Sol. 
 
Evitar el estreñimiento, ya que, al ejercer presión, dificulta la circulación de las piernas.
 
Mantener un peso adecuado Es importante mantener el peso adecuado, ya que si se engorda se recarga las venas de las piernas.