martes, 19 de febrero de 2013

remedios para dolores menstruales

Dolores o cólicos menstruales 

   

Al alcanzar los 12 años aproximadamente se producen cambios hormonales y marca el comienzo de la menstruación y, al mismo anuncia, la fase reproductiva de la vida de una mujer.
Muchas jóvenes, durante su período menstrual sufren de dolores o cólicos.
El cólico ocurre debido a que las prostaglandinas, sustancias químicas producidas por el recubrimiento del útero, inician contracciones.
 
Éstas tienen como objetivo expulsar el óvulo no fertilizado, el tejido y la sangre que están en esta área.
A continuación, algunos remedios caseros y naturales para aliviar los cólicos o dolores menstruales.
 

Remedios populares

Remedio para dolores menstruales #1: Verter dos ramitas de canela en 1 taza de agua y llevarla a ebullición. Retirarlo del fuego cuando rompa a hervir y dejarlo reposar 5 minutos. Endulzar al gusto.  Beber de inmediato caliente (no tomar bebidas frías después)
Remedio para dolores menstruales #2: Poner una manta eléctrica o una bolsa de agua caliente o toallas calientes sobre el vientre específicamente sobre el área donde están ubicados los ovarios.  
Remedio para dolores menstruales #3: Colocar una compresa de salvado en el área del bajo vientre.  Para ello se consigue una bolsita de un tejido natural y se llena  con salvado y se pone en una cazuela no dentro del agua sino para que reciba el vapor durante 10 minutos.
Remedio para dolores menstruales #4: Tomar diariamente, una semana antes, zumo de zanahoria.
 
Remedio para dolores menstruales #6: Diluir 15 a 20 gotas de salvia romana en 50 ml de aceite de oliva y luego realizar, con esta preparación, masajes en el vientre y espalda por la zona lumbo-sacra.
Remedio para dolores menstruales #7 Verter 1 cucharadita de artemisa, 1 de caléndula y 1 de cola de caballo en 1 taza de agua hirviente.  Tapar y dejar reposar por unos minutos.  Beber, aún caliente, una taza cada 5 horas.
Remedio para dolores menstruales #8 Hervir, durante 5 minutos, 2 cucharadas de yerbabuena en 1 taza de agua.  Retirar del fuego y tomar caliente 1 taza cada tres horas.
Remedio para dolores menstruales #9 Hervir un puñado de garbanzos en medio litro de agua durante 7 minutos.  Tomar 1 taza de agua de estos garbanzos cada media hora hasta que no sienta los dolores o cólicos menstruales.
Remedio para dolores menstruales #10 Llenar, con sal marina, un saquito de tela de algodón y calentar en un horno. Acostarse adoptando una posición fetal (de costado y con las rodillas flexionadas hacia arriba) y aplicar el saquito en el área de los ovarios, cubrir con varias toallas y dejar puesto hasta que se enfríe. 
Remedio para dolores menstruales #11 Cortar  60 g de hojas de frambuesa, colocar en una taza grande y cubrir con 500 ml de agua hirviendo.  Dejar reposar por unos instantes y colar. Tomar una taza tibia tan pronto se sienta dolores menstruales.
Remedio para dolores menstruales #12 Verter 2 cucharadas de manzanilla en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza de esta infusión aún caliente. Si se desea se puede tomar otra taza 1 hora después.
Remedio para dolores menstruales #13 Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de hierbabuena y otra de tomillo en 1 taza de agua.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego y tapar.  Esperar que se refresque un poco y tomar 1 taza.
Remedio para dolores menstruales #14 Verter varios anís estrellados en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión por unos minutos.  Tomar una taza aún caliente.
 

Recomendaciones

Para evitar futuros dolores menstruales se recomienda:
Comer frutas (sobre todo cítricos), y verduras frescas y los alimentos ricos en hierro
Consumir alimentos que contenga fibras (pan, arroz, etc.)
Beber mucha agua para eliminar toxinas y combatir la hinchazón.
Evitar los alimentos ricos en grasas saturadas (“fast food”, embutidos, fritos, bollos, etc), ya que potencian el efecto negativo de los estrógenos (dolor e hinchazón de senos).
Evitar el café y las bebidas excitantes, ya que dificultan la absorción de hierro.
Practicar regularmente ejercicios no sólo hace que disminuyan losdolores menstruales sino que, pasado un tiempo, desaparecen por completo.  
Efectuar masajes sobre el vientre, espalda y piernas especialmente cuando se sienten los cólicos.  Para ello, se debe tender boca arriba en el piso o en la cama con las rodillas dobladas. Colocar la palma derecha sobre el lado inferior derecho del abdomen y poner la mano izquierda encima. Presionar hacia adentro con los dedos de ambas manos haciendo pequeños movimientos circulares. Paulatinamente mover las manos subiéndolas por el lado derecho del abdomen hacia la cintura, cruzar por debajo de las costillas, bajarlas por el otro lado y luego cruzarlas por la parte inferior del abdomen.
Practicar yoga Las posiciones del arco y cobra ayudan a aliviar el dolor estirando suavemente el abdomen. Respirar mientras permanezca en cada posición durante unos segundos. No hacer estos ejercicios si se tiene un historial de problemas de espalda.
Moderar el consumo de alimentos salados Si días antes de la menstruación se tiene hinchado el vientre, es que se retiene líquidos y, por ello, es necesario moderar la cantidad de sal.
Acudir a una consulta médica si
  • Ciclos menstruales de menos de 21 días o más de 35.
  • Sangrado excesivamente abundante durante más de una semana.
  • Toallas o tampones muy empapados y esta situación va acompañada de mareo y fatiga (indicio posible de anemia por deficiencia de hierro).
  • Cólicos fuertes o dolor que no se quita con remedio natural alguno o medicamentos de venta libre.
Es importante aclarar que arrojar coágulos pequeños (del tamaño de una moneda mediana o menos), simultáneamente con el sangrado mensual no debe ser motivo de preocupación, ya que, por el contrario, es señal de que el proceso de coagulación natural del organismo funciona bien.