sábado, 23 de agosto de 2014

UNIDAD 2: ¿Qué herramientas hay para la organización en una empresa?





¿Qué herramientas hay para la organización en una empresa?

Las principales son:

• Los Organigramas: descripción gráfica de la división del trabajo y la relación entre las distintas áreas de actividades, a través de líneas que representan los canales de supervisión, coordinación y/o comunicación que existirá en la institución.

• Los Manuales: documentos cuyo propósito es sistematizar las funciones y operaciones que realiza la empresa, así como instruir al personal sobre los objetivos, políticas, funciones, autoridad, normas, procedimientos u otros aspectos.

• Las Departamentalizaciones, explicadas anteriormente.

¿Cómo se representa la estructura en la organización de una empresa?

Se evidencia en representaciones gráficas de la estructura formal que muestran interrelaciones, funciones, niveles jerárquicos, obligaciones y autoridad.



que tienen las empresas.
El uso de gráficos tiene una serie de ventajas, entre ellas destacaremos:
• A través de ellos se identifican rápidamente las relaciones que existen entre cada uno de las unidades de la empresa.
• Dan una visión panorámica, de conjunto de una parte o de toda la empresa.
• Se configuran para representar la estructura formal de la empresa. La organización informal, surge de forma espontánea y no se representa en los organigramas oficiales de la empresa.
• Indican cómo se reparte el poder en la estructura y si se centraliza o descentraliza la toma de decisiones.
• Es un indicador de los cauces de comunicación de las informaciones que han de transmitirse.
• La persona que se incorpora a trabajar puede conocer fácilmente de quién depende y quiénes son sus subordinados, en caso de tenerlos.
¿Cómo se confecciona?
Un organigrama ha de ser confeccionado por aquellas personas que tengan una visión global de la organización de la empresa, especialmente si el organigrama va a representar toda la estructura de la empresa.
Los que representan una parte de la empresa, habrán de ser realizados por personas que conozcan el conjunto de trabajadores, cargos, tareas y relaciones que existen en esa parte de la empresa. Se trata de organigramas parciales.
Quien los crea puede seguir diferentes criterios, pero tendrá que intentar:
• Definir claramente qué quiere representar; la organización general o una parte; si se desea dar información sobre la empresa o analizar ciertas características de su estructura.
• Ser lo más claro posible.
• Plasmar la realidad que existe. Conviene evitar las disfunciones entre la realidad de la organización de la empresa y su representación gráfica.
• Darle la publicidad necesaria para que cumpla su función informativa.
• La confección habitual de organigramas ha utilizado normalmente rectángulos y líneas. Los rectángulos representan a cada uno de los cargos que conforman la estructura. Estos rectángulos se unen entre sí por medio de líneas (llenas o punteadas), poniendo de manifiesto el contacto o relación existente entre ellas y representando las relaciones de autoridad o de poder.